Menu
Estamos en "los tiempos finales" (enlace)

Verbos duales

La lengua Tojolabal

Los tojolabales (en Chiapas, México) tienen unos verbos que no producen una separación de roles Sujeto - Objeto, sino que describen una acción que se realiza por dos Sujetos a la vez.

Y así, para ellos no es ninguna expresión poética el "mandar-obedeciendo", sino que sencillamente es su forma de hablar (pensar y hacer) cotidiana.

Y así ellos dicen:

"Yo le dije - él escuchó mi parecer"

Su gramática no les permite decir "Yo le di mi parecer".

Es decir, son verbos que se usan cuando hay dos Sujetos activos, no un Sujeto activo y otro pasivo (el Objeto).

Cómo nos ilumina este hecho a las otras lenguas

Pues nos sirve para entender más profunda o correctamente ciertas situaciones.

Nuestros lenguajes con frases Sujeto - Objeto ("Dios me condenó") nos facilita caer en errores:

Así, los tojolabales, tienen más claro que:

En el juicio particular después de la muerte (cualquier juicio)

(no hay un "pobre condenado" que recibe pasivamente una sentencia)

Una madre dando pecho

(no hay un "bebé que recibe pasivamente la leche materna")

Cuando hacemos algo

Sin mí nada podéis hacer

(somos sus criaturas 100% libres y 100% dependientes)

Perdonar y ser perdonado

(Dios nunca niega el perdón -o la fe- a quien se lo pide con humildad. Dios no nos puede perdonar si nosotros no creemos que hemos hecho nada malo)

Incluso

Incluso ocurre en situaciones donde sólo creeríamos que hay un sujeto, como cuando dicen "vi una casa": usan en la frase dos verbos, uno "mirar" y otro "poseer", reflejando la verdad completa de que cuando miramos algo, de alguna forma ese algo (la casa en este ejemplo) nos posee.

En el caso concreto de su casa, su forma de hablar les lleva a tener muy claro que no da igual habitar una casa u otra, porque la casa no es un objeto inanimado que no nos afecta en nada, sino que aunque sea inanimado, nos afecta. Lo cual, no deja de ser evidente, aunque hablemos español, pues si tenemos un gran palacio, con la cocina lejísimos del comedor, dedicaremos mucho tiempo en llevar y traer la comida.



Acabo de publicar unos libros muy interesantes sobre el cielo y el ángel de la guarda, de sacerdotes de principios del siglo XX. Tienen reseñas de los mismos en esta página de mi otra web

Rezar el Rosario (mejor en latín) es el principal recurso que nos queda.

Estas páginas son apuntes que pueden contener errores de un servidor y se van mejorando con el tiempo y la gracia de Dios.

Copyright - Aviso legal y ciberseguridad - Bendita eres Santa María, madre de Dios
Arriba